El Gancho automático: la revolución para la construcción

gancho-automatico-construccion

El mundo de la construcción ha ido evolucionando mucho en los últimos años, pero aún hay tareas que se ejecutan igual que hace décadas, algunas de las cuales ponen en riesgo la salud de los trabajadores.

Uno de estos trabajos es el de enganchar las cargas a las grúas, lo que siempre es peligroso pues hablamos de bultos que pesan varias toneladas y con los que un descuido puede ser fatal.

El gancho automático nace para mejorar la seguridad

Hace ya más de una década, en Elebia comenzaron a idear el gancho automático de grúa, algo que se les ocurrió cuando adquirieron varias de estas máquinas y vieron que todo era automático menos el último paso.

A pesar de que la grúa tenía todo tipo de mandos y se podía manejar a distancia, al final un empleado se tenía que subir a la carga para enganchar la grúa a la eslinga, lo que ponía en riesgo su vida.

Además, no era lo más productivo tener que esperar a que un trabajador estuviese libre para ir a poner el gancho de la grúa cada vez que se necesitaba subir una carga.

¿Cómo funciona el gancho automático?

Para que este gancho funcione se necesita que la carga tenga una anilla metálica o unas eslingas (las tradicionales cuerdas de tela muy resistentes) con metal en el interior y que la misma empresa que ha desarrollado el gancho vende para todo tipo de cargas.

Con un mando y alejado de la carga, el operario acerca el gancho a la eslinga o a la anilla y gracias a unos imanes que lleva en el interior se centra, justo para que el trabajador le dé al botón cerrar y el gancho quede asegurado. En ese momento el operario de la grúa ya puede comenzar a subir el palé o la bolsa con seguridad.

De la misma manera que se cierra de manera remota, se puede abrir cuando la carga está en su destino, sin que haya ninguna persona cerca. Además, todos los ganchos automáticos tienen un sistema de seguridad que impide que se abran de manera accidental cuando están sustentando una carga.

Este sistema de seguridad es a prueba de fallos, puesto que para liberar la carga el gancho debe girar. Cuando la carga está suspendida el motor del gancho no tiene fuerza para hacerlo, así que jamás se caerá un bulto en el aire.

Ganchos para todo tipo de cargas

En la construcción y en las industrias en donde se usan grúas a diario se elevan todo tipo de cargas y con muchos pesos distintos.

Por eso, los ganchos automáticos de Elebia para las grúas son capaces de subir desde 2.5 toneladas a 25, así que en todos los casos se van a poder equipar a las grúas con estos accesorios.

Los ganchos de Elebia son la mejor solución que hay ahora mismo en el mercado. Por un lado aumentan mucho la productividad, pues el trabajador no se tiene que mover para asegurar las cargas y eso hace que la posibilidad de sufrir un accidente por un golpe o por aplastamiento disminuyan drásticamente hasta ser del 0 %.

Acerca de Dpto de Redacción del Diario de La Vera 1665 Articles
Toda la actualidad de la Comarca de La Vera y las noticias de interés de Extremadura. email: redaccion@diariodelavera.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Ver más

  • Responsable: Florencio Vallinot Tovar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a dinahosting.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.