Vida del emperador Carlos V día a día: 27 de diciembre

Analizar la vida del emperador Carlos V día a día es una tarea más que didáctica. En ella tenían cabida la gran política, esto es los asuntos que concernían al imperio, y también los temas más de andar por casa. Y con ello me refiero a cosas mundanas, casi anecdóticas. Como, por ejemplo, que el 27 de diciembre de 1538, estando como estaba en Toledo —de lo que ya hablé ayer—, emitiera una cédula por la que ordenaba que «se den á García Sánchez 88 ducados de oro por serrar y conducir maderas para las obras del Convento de Alcántara», como refiere al respecto Foronda y Aguilera.

De lo cual se puede colegir, tras dedicarme un buen rato a rastrear en Internet datos sobre el mencionado García Sánchez —nada de nada—, que debería de tratarse de un trabajador más de la época, un tipo al que el emperador ordenaba que le soltaran 88 ducados de oro por serrar unas maderas y llevarlas hasta las obras de aquel convento.

Ahora, ¿cuánta pasta es eso? Por resumir el asunto, que tampoco se trata de dar aquí una clase de numismática, un ducado de oro español tenía un peso de 3,6 gramos y equivalía a 11 reales castellanos y 1 maravedí, o 375 maravedíes si queremos redondear el asunto. En consecuencia, y dado que el maravedí equivaldría a 10 céntimos de euro, nos sale que los 88 escudos de oro serían un total de 33.000 maravedíes. Y dado que un maravedí saldría más o menos por aquellos 10 céntimos de euro a los que me he referido antes, al tal García Sánchez le pagaron en moneda actual algo más de 3.300 euros. ¿Es mucho? ¿Es poco? ¿Le entangarían siendo una cosa en la que la Corona tenía algo que decir?

Os dejo algunos datos para que saquéis conclusiones: allá por 1571, o sea, casi cuarenta años después, un cerdo enterito, andares incluidos, salía por 4 ducados —unos 160 euros. Hoy, en la Lonja de Segovia, el precio del kilo de cerdo se paga a 1,3 euros. Así que un cerdo de 130 kilos sale por 169 euros—; y un Maestre de Campo, que era lo más de lo más en los Tercios de su majestad, se levantaba al mes unos 40 escudos de nómina —1.600 euros—, cantidad a la que había que añadir algún que otro suplemento, como no podía ser menos. Para aquellos tiempos, pasta. Como para vivir de una manera holgada.

Así que a García Sánchez le pagaron algo más de 3.000 euros por aquel trabajo. ¿Mucho, poco? A saber. Otra cosa es cuándo los cobraría, que siendo cosa de la Corona es mucho suponer. O si los llegaría a cobrar, que estando como estaban por entonces sus cuentas no pondría demasiado la mano en el fuego por ella.

FOTO: Oroinformación.com

Víctor Fernández Correas
Acerca de Víctor Fernández Correas 41 Articles
Escribo en mi tiempo libre en lugar de echar migas a los patos. Rojiblanco. Y también hago migas extremeñas. Me salen cojonudas. Email: contacto@victorfernandezcorreas.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Florencio Vallinot Tovar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a dinahosting.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.