Zambra Verata, los anarquistas extremeños del folclore

zambra verata, folclore de la vera

Zambra Verata es una banda de amigos que se juntan por el simple placer de tocar y rondar. No hay normas, ni ensayos. No hay estructuras, ni gestión. Ellos son los anarquistas del folclore.

Fue en el III Festival Cervantino de Música y Danza Tradicional, de Alcalá de Henares, donde Zambra Verata se ganó el merecido calificativo de “anarquistas del folclore”, una definición que describe a la perfección la indiosicrasia de este grupo que surgió en los bares de La Vera hace más de 16 años. El pasado sábado, 6 de julio, Zambra nos invitó a una de sus “reuniones”, fue en el chiringuito de la piscina de Robledillo.

El jarandillano Paco Caña, a sus 70 años, es uno de los integrantes más veteranos de la banda. Él nos cuenta cómo surgió todo:

“Nosotros somos un grupo de amigos que nos gusta la música. La mayoría tocamos en asociaciones de coros y danzas. Un buen día, hace 15 o 16 años, de forma espontanea nos pusimos a tocar lo que realmente nos gustaba, y eso es lo que hemos seguido haciendo desde entonces. En Zambra nos sentimos desinhibidos, tocamos lo que nos apetece y no tenemos que seguir las reglas que dicta el grupo. La primera actuación que hicimos fue en Tornavacas y por aquel entonces no teníamos nombre y la gente, por supuesto, era otra”.

El nombre de Zambra se lo puso el losareño Juan Carrondo, pero no tuvo que pensar mucho.

“El nombre de Zambra se lo pedí a Cthuchi Zamarra, del Arroyo de los Cagaos, un grupo de Villanueva que en 2001 sacó un disco que se titulaba Zambra Partocha. Al principio fue Zambra a secas y después Zambra Verata, sobre todo por la necesidad de identificarnos. A veces salimos fuera de la comarca y nadie sabía de dónde éramos”.

¿Qué diferencia a Zambra Verata de las agrupaciones tradicionales de coros y danzas?

Juan Carrondo:

“La respuesta es muy fácil. En Zambra tocamos para divertirnos. Si nosotros los pasamos bien, el público se divierte”.

Paco Caña:

“Otra característica de Zambra es que componemos nuestras propias canciones. Actualmente tenemos cuatro originales. También hemos adaptado textos clásicos, como el trabajo que hizo Goyo con el poema El Embargo de Gabriel y Galán. También hemos recuperado muchas canciones que estaban perdidas, canciones que oíamos de pequeños a nuestros abuelos y no queríamos que se perdieran. Tenemos numerosos romances de aquí de La Vera. Antes, hace ya muchos años, se recitaban los romances por las casas, costaban una perra gorda pero la gente se quedaba con la coplillas y luego se han ido convirtiendo en canciones. Nuestro repertorio es enorme. Tocamos de todo, desde folclore extremeño en forma de fandangos o rondeñas, a boleros, tunas, canciones de Sabina, pasodobles o nanas”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Zambra no tiene caché, tampoco manager. Sus actuaciones no se contratan, simplemente se les llama. Así lo cuenta Juan:

“Tocamos donde nos invitan. Tocamos en la calle, en los bares, en campings o en la sierra con los cabreros. Generalmente nos dan una ayuda para cubrir los gastos de transporte. De forma oficial no hacemos nada. Para eso tenemos las agrupaciones, cuyo calendario prima sobre Zambra (todo hay que decirlo). Las actuaciones ocurren cuando alguien lanza un mensaje en el grupo de Whatsapp, o por teléfono, convocando para un día, un lugar y una hora. Van los que puedan ir. A nosotros nos llaman los anarquistas del folclore. Ese nombre nos lo pusieron el año pasado, en Alcalá de Henares, porque no tenemos normas, vamos a nuestra bola. Si vemos un bar, nos metemos a tocar.”

Actualmente, ¿cuántos sois?

“De 2 a 20 los que quieras. Podemos juntarnos 3 o podemos ser 20 personas. Normalmente coincidimos 15 o 16. En el grupo hay una representación de casi todos los pueblos de La Vera y profesiones muy variadas: hay electricistas, albañiles, funcionario, fontaneros, fotógrafos, camioneros…”.

¿Qué papel juegan las mujeres?

“Las mujeres participan cuando ellas quieren. Se saben las canciones y a veces cantan o tocan algún instrumento. Su papel, aunque no sea activo, es muy importante. Ellas nos acompañan y eso nos da tranquilidad y nos sentimos a gusto”.

Paco, ¿qué instrumentos tocáis?

“Laúd, bandurria, guitarra, calderillo, botella, tamboril y caña. La caña la he introducido yo. De ahí mi nombre, Paco Caña. Es un instrumento típico de Andalucía . Se trata de una caña normal, de un cañaveral, que se corta por el medio, se hace una ventanita y se ponen unos cascabeles”.

Paco. Si algún músico quiere unirse a Zambra, ¿qué tiene que hacer?

“Venirse con nosotros y tocar. Tiene que comenzar desde cero e intentar seguirnos y acompañarnos. Pero hay que tener mucha voluntad porque nos podemos pasar cuatro o cinco horas tocando sin parar. Hay jornadas que comienzan a las 12 y terminar muy de madrugada. Nosotros simplemente quedamos, muchas veces sin motivo, para tocar. La música es como una droga, te engancha. Aunque somos anárquicos sí que cuidamos la imagen. Tenemos dos trajes tradicionales y obligatorios: uno lleva sombrero de campo, camisa blanca de manga larga, chaleco, fajín y pantalón negro. El otro se compone de una chambra, un blusón que se ponían los agricultores para ir al campo”.

Os dejamos, para terminar, un poquito de música zambreña 😉

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Flovit.co Identidad Digital .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios dinahosting.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.