Investigan una vacuna contra el COVID-19 usando tabaco de rápido crecimiento

tabaco rapido crecimeintoi

La planta de tabaco de rápido crecimiento está siendo utilizada para obtener una vacuna contra el COVID-19. La empresa que está llevando a cabo estas investigaciones es Kentucky Bio Processing (KBP), la filial de biotecnología de British American Tobacco (BAT). Actualmente, la vacuna está en fase de pruebas preclínicas.

Recientemente, KBP clonó una parte de la secuencia genética de COVID-19 que condujo al desarrollo de un posible antígeno, una sustancia que induce una respuesta inmune en el cuerpo y, en particular, la producción de anticuerpos. Este antígeno se insertó en las plantas de tabaco para su reproducción y, una vez que se cosecharon las plantas, el antígeno se purificó y ahora se está sometiendo a pruebas preclínicas.

KBP ha estado explorando usos alternativos de la planta de tabaco durante algún tiempo. Uno de estos usos alternativos es el desarrollo de vacunas a base de plantas.

La tecnología de planta de tabaco de rápido crecimiento presenta varias ventajas en cuanto a la producción de vacunas:

  • Es potencialmente más seguro dado que las plantas de tabaco no pueden albergar patógenos que causan enfermedades humanas.
  • Es más rápido porque los elementos de la vacuna se acumulan en las plantas de tabaco mucho más rápidamente: 6 semanas en las plantas de tabaco versus varios meses usando métodos convencionales.
  • La formulación de la vacuna que se está desarrollando permanece estable a temperatura ambiente, a diferencia de las vacunas convencionales que a menudo requieren refrigeración.
  • Tiene el potencial de entregar una respuesta inmune efectiva en una sola dosis.

BAT ahora está explorando asociaciones con agencias gubernamentales para llevar su vacuna a los estudios clínicos lo antes posible. A través de colaboraciones con fabricantes gubernamentales y de terceros, BAT cree que se pueden fabricar entre 1 y 3 millones de dosis por semana.

La filial estadounidense de BAT, Reynolds American Inc, adquirió KBP en 2014, con el objetivo de utilizar parte de su tecnología única de extracción de tabaco para ayudar a un mayor desarrollo de su nueva categoría de productos no combustibles.

Si bien KBP sigue siendo una operación comercial, la intención es que su trabajo en torno al proyecto de vacuna COVID-19 se lleve a cabo sin fines de lucro.

En 2014, KBP llegó a los titulares como una de las pocas empresas con un tratamiento efectivo para el Ébola, después de haber fabricado ZMapp ™ con la compañía de California Mapp BioPharmaceuticals en asociación con la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado de EE. UU. (BARDA).

Fuente: BAT

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Flovit.co Identidad Digital.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  dinahosting.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.