La Mancumunidad estudia la implantación del Proyecto Mosaico, de prevención de incendios

mosaico, incendios

La Mancomunidad de La Vera estudia la posibilidad de implantar el Proyecto Mosaico, de prevención de incendios forestales mediante el fomento de los usos agrícolas, ganaderos y forestales. Un proyecto que comenzó en las Hurdes y en Sierra de Gata.

Mosaico lleva 3 años funcionando, como resultado de un convenio entre la Junta de Extremadura y el Instituto de Investigación de la Dehesa (Indehesa), de la Universidad de Extremadura. Una institución dirigida por el conocido biólogo Fernando Pulido,

Según ha podido saber Diario de La Vera, desde la Mancomunidad se están analizando los pormenores del proyecto para ver su viabilidad en La Vera. Por otra parte, también hemos conocido que hay un colectivo en la Comarca, con unos objetivos muy similares a los de Mosaico, que ya se ha reunido en cuatro ocasiones, y que pronto comenzarán a desplegar diferentes acciones, desde la recogida de firmas, y charlas informativas, hasta la petición, a los ayuntamientos, de los planes periurbanos (planes para mantener limpio el entorno).

Estas iniciativas, consideradas ahora “innovadoras”, para prevenir incendios, son las tareas básicas que hacían nuestro padres y abuelos, y permitían tener los montes limpio por la propia acción de las cabras, los cultivos o los uso forestales.

¿Qué es Mosaico?

Para saber en qué consiste el proyecto Mosaico, hemos sintetizado la intervención de Fernando Pulido, director de Indehesa, en la Comisión de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, que tuvo lugar el pasado miércoles 4 de diciembre.

Mosaico surge tras el incendio de 2015 en Sierra de Gata, pero la tramitación del convenio duró un año.

Según Pulido, en los últimos tiempos se ha reducido el número de incendios, pero son más devastadores. Actualmente el 70% del presupuesto, destinado a incendios, se invierte en apagar llamas, y solo un 30% en prevenirlas. En 2009 en Nuñomoral, se calcinaron 5.000 hectáreas, pero pudo haber sido una hecatombe si no hubiese sido por los olivos. Los hurdanos están cultivando olivos en las laderas, y mantienen limpio el monte.

La idea es que si gastamos un dineral en hacer cortafuegos, y mantenerlos, por qué no se van a promover otro tipo de cortafuegos, que son esas parcelas de cultivo, que no solo sirven para parar el fuego, sino que ayudan a los medios de extinción, generan renta, y ayudan a fijar población. Se llaman cortafuegos productivos.

La superficie que se gestiona desde el Proyecto Mosaico es 10 veces mayor que la superficie de cortafuegos, y a un coste infinitamente menor.

Cuando la idea comenzó a andar, se recogieron infinidad de iniciativas, a través de ayuntamientos y paginas web. Actualmente hay 200 iniciativas, pero no se ha podido desarrollar todas, fundamentalmente por la Ley de Montes y a la Ley Agrícola de Extremadura.

Una de esas iniciativas que se ha puesto en marcha es en la Villa de Gata, y consiste en la participación de cabreros, con sus cabras, en la limpieza de los cortafuegos. Es la primera vez que en Extremadura los cabreros van a percibir dinero por limpiar los cortafuegos. Además, desde Indehesa se les ha tramitado que su producto sea ecológico, con lo cual el precio de su leche se ha duplicado. Además venden sus producto con un sello de calidad, el del Proyecto Mosaico.

Asociacionismo

Otra acción que se está desarrollado tiene que ver con el asociacionismo, y en concreto en sitios donde hay mucha superficie abandonada. Por ejemplo en Descagamaría, donde cientos de pequeñas parcelas abandonadas han pasado a ser un monte protector, y donde la administración puede ahora hacer inversiones, sobre todo en estructuras de prevención. Lo que antes era un desgobierno de cientos de parcelas abandonadas, ahora es una única finca, con una junta directiva, con la que se puede gestionar y hacer planificación.

Según Pulido, el proyecto Mosaico tiene éxito, pero se desarrolla muy lentamente debido fundamentalmente a la Ley de Montes nacional, que se concibió en 1957, y en esencia no ha cambiado desde entonces, aunque fue reformada en 2015, y a la Ley Agraria de Extremadura.

“La Ley de Montes es la culpable de que no hayamos podido llevar proyectos de plantaciones de frutales a las Hurdes, cuando podrían haber solucionado el paro en la comarca. La Ley de Montes dice que en un terreno quemado no se puede cambiar el uso en 30 años. La otra limitación es la Ley Agraria de Extremadura que en uno de sus artículos dice que si tengo un olivar dejado o abandonado, y si en ese olivar se crían pinos, ese olivar pasa a ser forestal, y ya no puedo volver a cultivar el olivo. El cambio de esas dos leyes es fundamental para avanzar con el Proyecto Mosaico”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Flovit.co Identidad Digital .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios dinahosting.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.