Excelentes perspectivas de producción y calidad para la campaña tabaquera 2019

Las comarcas tabaqueras ya se encuentran en plena recolección del tabaco. La actividad comenzó en agosto y en estos momentos se ha recogido en torno a un 20% de toda la cosecha. La calidad es alta, y si llueve en septiembre, la campaña será excelente. Se espera llegar a las 29.697 toneladas.

Para conocer los pormenores de la campaña tabaquera 2019, y para saber cómo avanza la reforma de la PAC, Diario de La Vera ha charlado con Ricardo Miranda, gerente de la OITAB, la Organización Interprofesional del Tabaco de España, Dionisio Sánchez, gerente de la cooperativa Sat Agrupadas Tab (más conocida como “ La Asociación“) y con Juanjo Manzanero, gerente de Ibertabaco.

Los tres coinciden en afirmar que, este año, la calidad del tabaco es alta, y según Juanjo Manzanero podría llegar a ser una gran cosecha si caen algunas lluvias en septiembre.

“El potencial productivo del campo es muy bueno. Esperamos una buena producción. Además últimas lluvias han sido mejorado la planta y, dependiendo del tiempo, en septiembre podrá ser una gran cosecha”.

A pesar de las incidencias climatológicas, Ricardo Miranda confirma que se cumplirán los contratos firmados entre los cultivadores y las empresas de primera transformación. Dionisio Sánchez considera que la producción final no se verá muy afectada y Manzanero resalta que en unas 30 hectáreas, de sus asociados, se ha levantado el cultivo.

“De forma general la gestión de la cosecha está suponiendo un enorme esfuerzo para los agricultores afectados, y con pérdidas de kilos de tabaco y de calidad. Particularmente ha habido zonas en que se ha levantado el cultivo, en nuestra cooperativa más de 30 hectáreas. Hay explotaciones que no han podido levantar cultivo y están sufriendo para hacer el resto de las labores: despunte, tratamiento de brotes y por supuesto la recolección”

Con respecto a los principales problemas que están teniendo los productores de tabaco, Dionisio Sánchez apunta los costes y la falta de mano de obra.

“Actualmente los costes de producción (productos, salarios, etc.) están muy por encima del precio de venta del tabaco. Otro de los grandes problemas es la falta de mano de obra cualificada para el cultivo”.

Manzanero destaca un factor más a tener en cuenta, la falta de productos fitosanitarios para el tabaco.

“Hay muy pocos productos autorizados, y muchos registros están cayendo. Faltan herbicidas, insecticidas y fungicidas adecuados para el cultivo. Además, el control de los brotes, sin pendimetalina, va a suponer un problema. Todo esto está incrementando los costes del cultivo de una forma muy significativa”.

En efecto, la sustitución de algunos fitosanitarios por material orgánico es uno de los grandes desafíos del sector. Tal y como manifiesta Ricardo Miranda, los problemas del cultivo son más globales y tiene que ver con el medioambiente, la sociedad y la economía:

“En el sector del tabaco nos enfrentamos a nuevos retos de manera continua. Ya sea por imposición de los mercados, que exigen garantizar un modelo sostenible de producción en términos medioambientales, laborales, sociales, agronómicos, o bien por la necesidad de estar en un proceso de mejora continua que nos permita competir cualitativamente con tabacos de otros orígenes. Por ejemplo, en los últimos tiempos la recomendación de eliminación de algunas materias activas, que se empleaban en el cultivo, ha hecho que el sector se organice y se encamine a la búsqueda de nuevos productos de perfil orgánico que permitan garantizar una mayor calidad y seguridad en nuestras producciones”.

El sector tabaquero también se encuentra en pleno proceso de reforma de la PAC (la Política Agraria Común). En estos momentos desde el Ministerio de Agricultura y la Consejería se están analizando los 9 Objetivos fijados por la Comisión Europea (3 Económicos, 3 Sociales y 3 Medioambientales), sobre los que girará la próxima reforma. No obstante debemos recordar que aún no tenemos Gobierno en España.

Ricardo Miranda, es quizás una de las personas que mejor conoce este complicado proceso negociador

“En efecto es un proceso complicado y tiene un calendario complejo. Dentro del calendario previsto los análisis deben estar realizados antes de que finalice 2019. Posteriormente, a lo largo del año 2020, está previsto que se realice el diseño de medidas. A continuación, en base a los análisis realizados y el diseño de medidas, se elaborará el Plan Estratégico en el año 2021. El Plan será trasladado a la Comisión, la cual tendrá un plazo de 6 meses para aprobarlo. Una vez que el Plan esté aprobado, se elaborarían los reales decretos para implementarlo”.

¿Cómo será la nueva PAC?

“En esta nueva PAC va a haber más subisidiariedad nacional, es decir los estados miembros van a tener mayor capacidad de decisión en la ejecución de las nuevas políticas agrarias. Por ello desde OITAB estamos en contacto con las administraciones que intervienen con objeto de trasladar la importancia económica y social que las actividades de cultivo y primera transformación de tabaco tienen en nuestra zona”.

Para La Asociación,  el principal objetivo en la reforma de la PAC es seguir manteniendo el nivel de ayudas que perciben actualmente los agricultores de tabaco, así lo considera el gerente, Dionisio Sánchez.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.