Los vacíos sanitarios están exterminado a los cabreros y cabreras de La Vera

cabra

El penúltimo rebaño de cabras que queda en Garganta la Olla está a punto de desaparecer como consecuencia de un nuevo vacío sanitario. La gestión del saneamientos de la tuberculosis bovina (TB) es, sin duda, la causa principal de la desaparición del pastoreo en La Vera, una las regiones de España con más prevalencia de esta enfermedad.

El año pasado, el proyecto europeo HNV Link publicó un amplio informe sobre el peligro de desaparición de la ganadería extensiva en la Comarca de La Vera, con foco en el ganado caprino.

La investigación resalta, especialmente, el gran problema e impacto de la tuberculosis bovina (TB) en la casi desaparición de los ganados de cabras, así como de los cabreros y cabreras de la Comarca.

Podéis acceder al informe completo desde la web de HNV Link. En la investigación ha colaborado la Fundación Entre Tantos, que es además uno de los socios del proyecto.

Sin entrar en valoraciones científicas, lo cierto es que los sistemas de saneamiento actuales son percibidos por todo el sector ganadero en La Vera como faltos de rigor y deficientes. Las pruebas que se realizan al ganado son consideradas como poco fiables. Además, se realizan de manera inadecuada por no respetar los ciclos de los animales, o de la explotaciones. El sentir generalizado es que se hacen “contra” el ganadero y no a su favor.

En estos momentos la gestión sanitaria de esta enfermedad, y sus responsables, son como una amenaza para prácticamente todo el colectivo ganadero de la Comarca. Esto ha generado un conflicto social que tiene además diversas consecuencias tanto en la viabilidad del sector como en el estado anímico de los cabreros y cabreras.

El problema es la fauna silvestre

Es importante entender que las normas, y sistemas de saneamiento, están orientados y son eficaces en sistemas intensivos y estabulados (de hecho, los menos afectados por la TB). La situación cambia, de forma notable en los sistemas basados en pastoreo.

Está ampliamente demostrado que la prevalencia de la tuberculosis está muy relacionada por la fauna silvestre. En concreto, la mayor fuente de contagio se produce en las zonas donde hay amplia fauna silvestre como ciervos, corzo o jabalí. Animales que en la Vera comparten pastos, abrevaderos o suelos con el ganado. Esa fauna silvestre es el reservorio de la enfermedad.

La incidencia de la tuberculosis estos últimos años ha supuesto el sacrificio de miles de cabras y de vacíos sanitarios. Situaciones desastrosas para los ganaderos que pagan más de 100 euros por ejemplar y reciben mucho menos de la mitad en los mataderos. Si la situación continua el sector está abocando a desaparecer,  y con ello innumerable perjuicios para el ecosistema y el resto de las especies ganaderas.

El sentir generalizado es que para atajar la tuberculosis sólo se está yendo contra uno de los eslabones de esta cadena, los ganaderos, y que no se actúa sobre el reservorio principal, hace que el sector tenga un discurso cada vez más negativo hacia el medio ambiente y su gestión, además de un sentimiento de “pagadores” de un problema que ellos no están generando y al que no ven una solución a través de las vías establecidas.

Medidas para solucionar el problema

Para intentar paliar esta angustiosa situación, el Informe propone un protocolo de actuación diferenciado para las ganaderías de montaña que debería contemplar, al menos, las siguientes pautas:

  • Paralizar la aplicación y entrada en vigor de la “Orden por la que se establecen las bases para el programa de control y erradicación de la tuberculosis bovina en caprinos y el programa de Calificación Sanitaria de los caprinos frente a la tuberculosis en la Comunidad Autónoma de Extremadura” o, al menos, se excluya de su aplicación completa a las ganaderías extensivas de montaña.
  • Que los saneamientos que se realizan en explotaciones se adapten al calendario de los rebaños (parideras, cría, movimientos stacionales…) pactando con los pastores los mismos.
  • Que, dada la gran prevalencia de la enfermedad en la fauna silvestre, se desarrolle la figura de “rebaño de montaña” con una gestión sanitaria, ayudas específicas, y pudiendo incluir criterios para esta selección tales como la raza, el modelo de pastoreo, su manejo en RN2000 o su valor ambiental en la conservación de hábitats.
  • Que se genere un programa de apoyo y mejora sanitaria de la explotación específico, que estará dirigido a cabrerías en extensivo y dotado económicamente y de recursos humanos que apoye el desarrollo de medidas preventivas y de sanidad en la explotación para el mantenimiento de esta actividad.

Julio Majadas, cofundador de la Fundación Entre Tantos, y uno de los autores del informe, en declaraciones a Diario de La Vera considera que estamos en un momento crítico:

“La desaparición de la ganadería tradicional extensiva, y de forma particular las cabrerías, no solo implica pérdidas socioeconómicas y culturales, también supone la desaparición de paisajes y hábitats muy importantes, forestales y de montaña. Por otra parte, con la desaparición del pastoreo disminuye la diversidad biológica y aumenta el combustible en el monte, propiciando, por tanto, los incendios forestales, y haciendo que sean más peligrosos. Por todo esto urgen políticas decididas que permitan conservar un oficio milenario y necesario, el de cabrero”.

Informe completo HNV Link >> Propuestas en relación con las políticas de sanidad animal aplicadas a las ganaderías de caprino

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Flovit.co Identidad Digital .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios dinahosting.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.